You have reached the website

Bagazo de cafe

REUTILIZA EL BAGAZO DE CAFÉ

El bagazo de café: un abono perfecto para tus plantas.

¿Sabías que una persona genera una media de un kilo y medio de basura al día? ¿Y que de esa basura se puede reciclar hasta un 40%? Si te gusta el café tanto como el medio ambiente y quieres ayudar a reciclar y reaprovechar todo lo que no utilizas, sigue leyendo. Hoy te mostraremos cómo realizar abono con el bagazo de tus cafés.

Si en posts anteriores te enseñamos a crear un jardín vertical y a hacer mini macetas con cápsulas de café, hoy te mostraremos una técnica de reciclaje natural, fácil y sencilla con la que tendrás a punto todas esas plantas mientras cuidas el medio ambiente. Tenemos el jardín, tenemos las plantas… y ahora el abono, ¡manos a la obra!

Toma buena nota de estos 5 sencillos pasos y prepárate para convertirte en un jardinero profesional.

Materiales:

1 Bagazo de café.

2 Un cuchillo y una cucharilla.

3 Un bote de cristal.

4 Resto de productos orgánicos (fruta, verdura, ramas, hojas, flores, etc).

5 Un contenedor o caja de madera o plástico.

6 Una pala pequeña.


Nota:
Es necesario que guardes todas tus cápsulas dentro de un bote de cristal o lata.

Paso 1
1

Abre las cápsulas y saca el bagazo del café:

Con un cuchillo abre las cápsulas una a una y con la ayuda de una cucharilla, saca el bagazo de café y échalos en un bote aparte.

Paso 2
2

Mezcla el bagazo de café con restos orgánicos:

Contar con otros restos de comida es fundamental para realizar un buen abono, ya que sólo con el bagazo de café no es suficiente. Pero no te preocupes: si no has guardado nada previamente siempre puedes coger los restos de tu última comida. ¡Recuerda que todo lo que utilices debe ser biodegradable!

Paso 3
3

Echa la mezcla en el contenedor:

Una vez que tengamos la mezcla debemos ponerla en el contenedor de plástico o madera.
Truco: para conseguir una mayor calidad en el abono se debe poner en la base de la caja unos diez centímetros de ramas, hojas y flores, que crearán una buena base para la descomposición.
Después debemos colocar alrededor de cinco centímetros de nuestra mezcla y volver a tapar con una capa de ramas y hojas secas. (Las cantidades dependerán de la altura del contenedor).

Paso 4
4

Asegúrate de que el sol y el aire entran en la mezcla:

Para lograr una total descomposición de nuestros residuos es importante que al abono le entre aire y sol.
Para ello podemos abrir el compostador cada dos o tres días y remover la mezcla.
Otra solución es perforar el cajón o el contenedor, asegurándonos que el sol y aire circule en todo momento.

Paso 5
5

Recoge el abono y utilízalo

Después de unas seis u ocho semanas tendremos nuestra mezcla lista. Es el momento de utilizarla en todas aquellas plantas que tenemos y en las nuevas que lleguen a casa.
¿Te atreves a reciclar las cápsulas y el bagazo del café para hacer un bonito huerto o jardín en casa? Si es así ¡compártenos tu creación!